escaner-cerebro-370x208

Accidente cerebro-vascular y como prevenirlo

¿Cuáles son sus causas?

Un accidente cerebrovascular (ACV) se origina cuando hay un bloqueo en el suministro de sangre en cualquier parte del cerebro. Esta situación produce la muerte de las células cerebrales y, por lo tanto, sus consecuencias son bastantes graves.

La mayoría de los casos se producen por la obstrucción de una de las arterias (accidente cerebrovascular isquémico); asimismo, también se puede dar por la rotura de un vaso sanguíneo o la interrupción temporal de la circulación al cerebro.

Factores de riesgo

Padecer algunas enfermedades y llevar un estilo de vida sedentarioaumenta de manera considerable las probabilidades de desarrollar esta enfermedad. En detalle, algunos de los principales factores de riesgo son:

  • Tener sobrepeso u obesidad
  • No hacer actividad física
  • Consumir bebidas alcohólicas en exceso
  • Ingerir drogas ilegales, como la cocaína y metanfetaminas
  • Tener el colesterol alto
  • Sufrir de hipertensión arterial
  • Tener adicción al tabaco
  • Padecer apnea obstructiva del sueño
  • Ser paciente diabético
  • Sufrir otros problemas cardiovasculares: insuficiencia cardíaca, defectos cardíacos, infección cardíaca, etc.

Síntomas de un accidente cerebro-vascular

Conocer algunas de las señales de un accidente cerebrovascular es clave para atender la emergencia tan pronto como se percibe. Aunque estas se pueden manifestar de múltiples formas, atenderlas de inmediato es clave para el pronóstico:

  • Problemas para hablar y comprender.
  • Parálisis o entumecimiento de la cara, brazos o piernas.
  • Dificultades para ver con uno o ambos ojos.
  • Dolores de cabeza severos.
  • Náuseas, mareos y vómitos.
  • Problemas para caminar y pérdida del equilibrio.

Consejos para prevenir un accidente cerebrovascular

No es necesario hacer parte de alguno de los grupos de riesgo para empezar a prevenir un accidente cerebrovascular. De hecho, cualquier persona, aunque se considere saludable, debe seguir algunas pautas para cuidar su salud cerebral y cardíaca.

1. Hacer ejercicio físico

El ejercicio físico es uno de los hábitos más efectivos para prevenir un accidente cerebro-vascular. Basta con dedicarle alrededor de 150 minutos semanales para obtener sus bondades. Esto supone realizar unas 5 sesiones de 30 minutos. Algunas actividades recomendadas son:

  • Montar bicicleta
  • Saltar la cuerda
  • Caminar a paso rápido
  • Practicar natación
  • Ir a clases de zumba
  • Hacer ejercicios con pesas

2. Vigilar el colesterol

La hipercolesterolemia, es decir, el colesterol alto, es uno de los principales responsables del ACV. Dado que esta sustancia se acumula en las arterias, puede producir un bloqueo que desencadena el ataque. Algunas maneras de mantenerlo bajo control son:

  • Limitar el consumo de grasas y fuentes de colesterol
  • Hacer ejercicio regular
  • Aumentar el consumo de fibra
  • Mantener un peso sano

3. Adoptar una dieta saludable

 

Es primordial hacer énfasis en la alimentación, ya que una adecuada nutrición es clave para proteger la salud cerebral. Seguir un plan de alimentación balanceado y controlado en calorías reduce de manera significativa los riesgos. Por eso, asegúrate de:

  • Comer abundantes frutas y vegetales frescos
  • Hacer entre cinco y seis comidas al día
  • Limitar el consumo de procesados y sal
  • Ingerir abundante agua
  • Tomar proteínas y carbohidratos de manera moderada

4. Evitar el cigarrillo

Las toxinas que contiene el cigarrillo inciden de forma directa sobre la salud arterial.

Dado que deterioran y endurecen las arterias, aumentan el riesgo de coágulos sanguíneos, enfermedades coronarias y aneurisma. Por lo tanto, dejar de fumar no es una opción, sino una necesidad.

5. Controlar la presión arterial

Tener hipertensión arterial o episodios esporádicos de presión alta es el principal factor de riesgo de enfermedad cerebrovascular.

Con el fin de reducir el riesgo de la patología, es primordial seguir las instrucciones médicas para mantenerla en los niveles aconsejados.

6. Bajar de peso

Los pacientes con sobrepeso y obesidad hacen parte de uno de los principales grupos de riesgo de esta grave enfermedad. La acumulación de grasa, sobre todo en la zona de la cintura, afecta la circulación de la sangre y eleva el riesgo de coágulos y daños arteriales.

 

Compartir post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

También te puede interesar

  • Sucursal Central: Av. San Martín 900, Godoy Cruz, Mendoza
  • Teléfono: 0261 - 4248989

Nuestra Mision

Ser una empresa de servicios de salud, Estética y Bienestar orientada a satisfacer al cliente con un servicio profesional y personalizado.

Nuestra Vision

Lograr la eficiencia en la prestación del servicio, trabajando sobre el desarrollo profesional de las personas a través de una relación con los proveedores y la mejora continua